En #Paternal, tenemos muchos “Pitu” Salvatierra. #LiberenAPitu La Carbo te espera!

Espacio de publicidad

Cada día que pasa de este gobierno, vamos comprobando lamentablemente, la utilización del enorme poder de los medios de comunicación. No es nada nuevo, no estoy descubriendo la pólvora, pero da tristeza ver cómo los multimedios sumergen diariamente en la ignorancia a sus propios lectores o televidentes.
Estos multimedios, como decía en el primer párrafo, son formadores culturales (o deformadores de la cultura, dejemos esto para otro debate). Tal como escribió Luis Bruschtein en Página12, existe un “caldo germinal” que es alimentado por poderosas campañas mediáticas. Todos los días van alimentando esa mirada que a cierta clase media tilinga e inculta les sirve para diferenciar a las personas que no son como ellos. Estas personas rechazadas, que en muchos casos ni siquiera conocen y que por lo tanto creadas en su imaginario, constituyen el kirchnerismo.
Bajando la mirada, en nuestro barrio de la Paternal, la clase media tilinga e inculta “autóctona”, acusa de todos los males del vecindario a #LaCarbonilla. De la misma manera que trataron los medios a Pitu Salvatierra, aquí todos los días un sector de La Paternal repite casi en forma religiosa: “son de los excluidos, de los advenedizos, de los que son pobres porque no quieren trabajar. De los que viven del plan. De las que se embarazan por la Asignación. De los que tienen un plasma en la villa. De los que eligen vivir rodeados y empapados del narco y el delito. De todo lo que se percibe como amenaza. Ellos son el kirchnerismo, la falta de moral, de republicanismo, de buena educación.”
Esta “idea madre” fue alimentada por un caso de adicción que no dudaron de usar Clarín, Infobae, La Nación, etc. como un hecho confuso de narcotrafico. La noticia se vendió como si hubiesen encontrado a “Pitu” con una cantidad de droga importante, que hacía presumir, en la frágil mente de algunos, que era para la reventa. Subrayemos que estos medios no publicaron, en ningún momento, que la detención de “Pitu”fue por tenencia de sustancias prohibidas. Para ser más específicos, de 9 gramos de marihuana y 3 gramos de cocaína
Tampoco publicaron en ningún momento, que un mes antes de la detención, Pitu “era seguido por efectivos de la Policía Federal, con la orden de “meterlo preso”, impartida por el ministerio de Seguridad de la Nación, estamos hablando de una “Circular interna” del propio ministerio” y que se encontraba firmada por la Subsecretaria de Participación Ciudadana de la Secretaría de Seguridad a cargo de la doctora Elizabeth Mariel Caamaño.
En definitiva, podemos decir que esto no es nuevo en la historia. Estas cosas el peronismo las sufrió siempre. Las leemos en los libros y las vemos en nuestro barrio todos los días. El “Pitu”es el reflejo de las injusticias que recibe diariamente cada vecino de La Carbonilla, cada trabajador, cada estudiante, cada madre, cada hijo que vive con mucho orgullo en su barrio de pertenencia. Nuevamente, citando Luis Bruschtein podemos decir que a estas cosas el gorila siempre las ve al revés: “Es injusticia si le pasa a alguien como él, pero si le pasa a un pobre es porque se lo buscó o, en definitiva, el viejo y conocido “por algo habrá sido.”

O.Peralta

Espacio de publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*