De acuerdo a lo relatado por Espósito en diálogo con Gustavo Sylvestre, la razón que decantó la decisión del juez Sebastián Casanello de detener a Lázaro Báez se sostiene en el resultado de un seguimiento de los movimientos del titular de Austral Construcciones, imputado en la causa por lavado de dinero, que se leyó como un posible intento de fuga.

Es así que en el seguimiento que hiciera personal de la DIFOC ( División Investigación Federal de Organizaciones Criminales) sobre Báez, se detectó que un avión de Top Air, empresa en la que mueve habitualmente el empresario y de la que es accionista, estaba parado en la pista de Río Gallegos y que ayer partió con rumbo desconocido.

“El juez libró una orden de captura nacional e internacional y mandó una delegación a detenerlo al aeropuerto de San Fernando, que utiliza generalmente esa aeronave cada vez que lo utiliza como vuelo privado Báez”, apuntó Espósito.

“Me cuesta creer que un avión salga de un aeropuerto sin un plan de vuelo, sobre todo después de los atentados terroristas de los últimos tiempos. A lo mejor el plan de vuelo existió y se lo escamotearon al juez, es una posibilidad”, comentó más adelante el cronista de Radio del Plata.

Para Espósito la premura con que se dio la detención del empresario cercano al kirchnerismo abre una serie de suspicacias: “La decisión pareció estar tomada desde mucho antes de esta justificación que aparece ahora”, dijo y agregó: “si hasta ayer a Casanello le decían la tortuga, ahora le pondrán la liebre..”

El adelantamiento de la indagatoria

Según explicó el periodista, el juez Casanello tenía previsto tomar la declaración indagatoria a Báez a finales del mes de abril. Sin embargo con la explicación de que el fiscal Marijuán tiene previsto un viaje a EEUU en el marco de la investigación sobre la Causa Cerro Dragón, el juez decidió adelantar para esta semana la investigación.

“En general, cuando pasa esto es habitual que las indagatorias se pospongan, es raro que se adelanten, y lo hagan sin que las partes se opongan, porque se acortan los tiempos para preparar una defensa”, explicó.

Un dato, no menor

Como apostilla, Espósito comentó una información que fortuitamente recibió en su visita al piso de C5N en la noche del lunes pasado, en el segmento que conduce María Belén Aramburu, donde concurrió como invitado a debatir sobre la filtración conocida como Panamá Papers.

“En el estudio me encontré con el diputado porteño del PRO Juan Pablo Arenaza y antes de irme me dice: Che, ¿Es cierto que mañana lo detienen a Lázaro Báez? Tengo la información que lo van a detener. Y tenía razón”, comentó el periodista, y dejó abierto el interrogante por la filtración del caso.

Miércoles 6 de abril de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre