“Las escalas y alícuotas exigen tratamiento en el Congreso, y vamos a participar de cualquier debate, y mal podríamos oponernos cuando fuimos los únicos en 12 años que actualización el impuesto”, sostuvo en Radio Del Plata, Nicolás Massot, presidente de la bancada del PRO en Diputados.

“Vamos a dar la discusión, y le agregaremos como condimento la factibilidad de cuándo se puede tomar esa medida”, dijo y agregó que “no descarto que nosotros tengamos un proyecto propio” al respecto.

Respecto de la suba de Ganancias hecha por decreto y sin modificar escalas del tributo, explicó que “como no podemos tomar todas las medidas juntas sin dañar las cuentas del Estado, priorizamos a los que menos ganan, y como medida urgente fue duplicar el mínimo no imponible para que todos aquellos que ganan menos de $30.000, no pagan un peso del impuesto”.

“La inflación fue la herramienta que el FpV decidió utilizar para financiar el deficit del Estado, y nosotros eso no lo queremos hacer”, destacó.

“Discutamos si tiene que haber una diferencia tan marcada entre casados y solteros, esto tiene que discutirse en el Congreso y lo vamos a hacer. Celebro que el FpV y el FR que durante tantos años participaron de diferentes gobiernos y no tuvieron estas posiciones, que hoy las tengan, como nosotros que las tuvimos siempre”, destacó.

La escalada de precios

Massot en Radio Del Plata, responsabilizó a la gestión anterior por la actual disparada de precios y de la inflación y sostuvo que es “un fenómeno continuo, y no se puede obviar que el sistema de precios viene con una inercia de 12 años, en donde hubo inflación alta permanentemente”.

Acusó al gobierno de Cristina Kirchner de aplicar “laxitud” en los controles de precios que desembocaron en un alza sin control, y que a esto se sumó “una especulación de los agentes productores de precios”.

En segundo lugar, había una bomba anti-inversión que nos dejaron con el cepo cambiario, que había que actualizar, y esta actualización tiene efecto por única vez en precios”, dijo por la devaluación.

“Son cuestiones coyunturales, lo estructural lo estamos cambiando, porque la inflación era generada por una emisión monetaria descontrolada, que decidió financiar con el salario de los argentinos los gastos públicos discrecionales como el subsidiar la luz en Puerto Madero o los pasajes en Madrid”, explicó Massot.

Consultado sobre la eliminación de la Ley Cerrojo, Massot se mostró confiado en alcanzar los votos en Diputados para forzar la medida, y consideró que la supresión de esta ley “no garantiza un acuerdo con todos los fondos, pero lo que no puede volver a haber es un cerrojo que les dé a los fondos que no ingresen al canje un pretexto para volver a judicializar el tema. Vamos a estipular una quita, y vamos a dejarla abierta para fortalecer nuestra posición”.

Miércoles 24 de febrero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre