Como ha venido informando Late en notas anteriores y según consta en los registros del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, existe una serie de contratos suscriptos por el Ministerio de Educación que certifican el alquiler de 59 edificios para ser utilizados como escuelas públicas .

En el año 1996, según el diario La Nación, las propiedades alquiladas para ser utilizadas como escuelas públicas eran un total de 95. Esto quiere decir que hubo una reducción de 36 contratos en un período de 21 años.

Abocándonos al Distrito Escolar N°14, al cual pertenece nuestro barrio de la Paternal, podemos informar que al día de hoy se están alquilando 8 edificios que generan un costo de $ 3.460.000 anuales.

Estos edificios están ubicados en Balboa 210, Casafoust 761, Combatientes De Malvinas 3234, E. Martínez 1.430, Girardot 1946, Juan Agustín García 1511, Nicasio Oroño 2131 y Warnes 1816.

El edificio ubicado en Balboa 210 y donde funcionaba la Escuela de Música Nº1 tiene un contrato firmado desde 1983 y su propietario es una empresa de servicios inmobiliarios cuya denominación es Preda Inmobiliaria Sociedad en Comandita por Acciones, la que recibe mensualmente $14.500.

En el límite entre los barrios de la Paternal y Villa Crespo se encuentra en la calle Casafoust 761 la Escuela Nº 11, que pertenece a Omar Nicolás Gangitano y Graciana Olga Gangitano. Ambos cobran $39.300 mensuales y tienen como actividad principal los Servicios Inmobiliarios.

La Escuela Nº 5 tiene un contrato que se firmó por primera vez en el año 1927 y funciona en la calle Combatientes De Malvinas 3234. El edificio pertenece a los socios Hernán Eduardo y Eugenio Quadri. Ambos integran la empresa cuya razón social es “Eugenio P. Quadri y Compañia S.A., Comercial, Industrial, Financiera, Inmobiliaria y Agropecuaria” y recaudan del erario público la suma de $50.000 mensuales.

En cuanto a la Escuela Nº 17 ubicada en la calle General Enrique Martinez 1430 del barrio de Colegiales. Este edificio pertenece a Fernando González Capdevila, María Belén González Capdevila y Silvina González Capdevila con un contrato firmado por primera vez con la ciudad de Buenos Aires en el año 1989. El gasto de alquiler de los vecinos es de unos $58.000. Tanto Fernando y María Belén Capdevila declararon ante la AFIP tener una actividad de Servicios Inmobiliarios.

En el barrio de Villa Ortúzar se encuentra la Escuela De Educación Media Nº 3 que se encuentra alquilando en la calle Anastasio Girardot 1946 por una suma de $40.000 mensuales. El contrato de alquiler data de 1922 y actualmente su dueño es Pablo Damián Roccatagliata, cuya actividad según informa la AFIP son los Servicios Inmobiliarios.

En la calle Juan Agustín García 1511 funciona la Escuela Nº 15 Provincia de Mendoza con un contrato iniciado, como tratamos en un artículo anterior, en 1909. Sus dueños son Manuel Boado Magan y Carlos Horacio Canzonieri y este último tiene una actividad dedicada a brindar Servicios Jurídicos y perciben un alquiler de $21.000 mensuales.

En pleno barrio de la Paternal se encuentra la Escuela de Comercio Nº 20, ubicada en Nicasio Oroño 2131, con un contrato que se inició en el año 1930 y actualmente tiene un alquiler de $20.000 . Sus dueños pertenecen a la familia Gallo y ellos son Vicente Emilio Gallo, Norma Alicia Gallo, Olga Elena Gallo, Gladis Ursula Gallo, Maria Elena Gallo, Horacio Ramón Gallo, Oscar José Gallo, Noemí Elida Gallo y Juan José Gallo. Tanto Norma Alicia y Olga Elena están registradas en la AFIP en la actividad de Servicios Inmobiliarios y agropecuarios.

Por último, también ubicada en el barrio de la Paternal, más precisamente en la avenida Warnes 1816, funciona la Escuela Nº 13, con un contrato iniciado en el año 1922 y que actualmente le cuesta a los vecinos la suma de $ 45.600 mensuales. Su dueño es José Manuel Frias del cual no se pudo obtener mayor información.

La mayoría de los dueños de los edificios que son alquilados por el Gobierno de la Ciudad tienen como función principal los Servicios Inmobiliarios. Con los datos presentados se puede inferir una concentración corporativa, de un grupo de personas o empresas que tienen la fuerza necesaria para operar y mantener el privilegio de fijar los precios de locación de los edificios y de esta manera incluso evitar la compra o expropiación por parte del Estado para dejar de ocasionar un gasto innecesario para la comunidad.