“Todos los años aparece una nota vinculada al tema de los fondos para las universidades, generalmente se toman algunos datos erróneos con algún dato que es real. La realidad es que hay universidades que van sumando carreras, estudiantes y docentes todos los años con un promedio anual que no es el mismo que el de las universidades más viejas”, estimó el Ingeniero Jorge Calzoni, sobre la nota publicada por Clarín bajo el título “Festival” de fondos antes de dejar el poder, donde se habla de una distribución de recursos en los últimos días de la gestión de Cristina Kirchner que se habría basado más en criterios políticos que académicos.

Para Calzoni, “hay una especie de estigmatización” contra las universidades del Conurbano y sostuvo que en el caso de la Undav el desarrollo de nuevas carreras y la inscripción de más estudiantes se enfrentan con los graves problemas de infraestructura que afronta la universidad, y cuyos recursos ayudarían a paliar.

“Está bien que un gobierno nuevo revise las cuentas pero hoy están paralizados todos los programas y obras en las universidades”, dijo.

A partir de 2002 esta universidades pasaron a ser consultoras privilegiadas del Estado, lugar que ocupaban antes las consultoras aconsejadas por el FMI. Es el preludio de algo que vuelve, y creemos que estas cuestiones tienen que ver con esto”, enfatizó.

Para Calzoni, los recursos volcados en educación permitió “tener una universidad en cada provincia, y esa expansión fue positiva, y en el caso del Conurbano dio la posibilidad a mucha gente que no podía tener acceso a la universidad”.

El rector de la Undav destacó el nivel de inscripción de estudiantes en carreras dictadas por universidades del Conurbano, que según sus datos equiparán este año el número alcanzado por la Universidad de Buenos Aires, que suma 300.000 estudiantes.

Martes 9 de febrero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre