El diputado bonaerense por el kirchnerismo Fernando “Chino” Navarro pidió a sus compañeros “no apurarse en caratular de traidor a nadie” en referencia al alejamiento de una docena de diputados nacionales del bloque del Frente para la Victoria, porque una derrota electoral “genera coletazos”, y consideró necesario generar “un espacio colegiado” que represente “las distintas realidades del peronismo”.

“Uno vive esta situación del peronismo con un dramatismo y en definitiva va a ser un reglón, si es que llena un reglón, en la historia de un movimiento tan rico como es el peronista”, evaluó el legislador provincial, aunque recomendó que en la actualidad el peronismo “no tiene conducción”.

Por eso, consideró ideal crear “un espacio colegiado donde se pueda discutir entre ocho, diez o doce dirigentes que representan las distintas realidades del peronismo”. “Estamos en un proceso político de catarsis”, consideró y reclamó que “como dirigentes deberíamos ser más responsables, más maduros y más equilibrados.

Respecto del exjefe de la Anses Diego Bossio, quien encabezó junto al de Salta Juan Manuel Urtubey, la inciativa para partir el bloque del FpV, Navarro minimizó sus consecuencias: “No era un genio cuando estaba al lado de Cristina ni es un traidor hoy”.

El dirigente del Movimiento Evita evaluó que “hay desde cuestiones políticas no discutidas, no resueltas hasta cuestiones personales, vanidades, facturas y broncas” detrás de la salida de un grupo de más de una decena de legisladores.

En este contexto, convocó a “poner paños fríos y buscar la forma de reincorporar a los compañeros que se fueron”, pero también “generar ámbitos de debate porque muchas ruptura se dan porque no hay un lugar donde discutir”.

Fuente Página 12 Últimas Noticias