El presidente Mauricio Macri presentó su última declaración jurada, correspondiente al 2015, ante la Oficina Anticorrupción que encabeza la macrista Laura Alonso. En la misma se detalla que sus bienes crecieron un 108% en sólo un año.

El patrimonio del presidente pasó de $ 52.962.322 a $ 110.278.620,36. La suba correspondería con una valuación de su paquete accionario que según el diario El Cronista, en 2014 les había asignado un valor simbólico de 1 centavo.

Lo más interesante es que además reconoce un depósito en el paraíso fiscal de Bahamas por una suma de $ 18 millones. Al respecto, hay que recordar que el presidente había explicado que se trataba de “una sociedad off shore para invertir en Brasil. Inversión que finalmente no se hizo, donde yo estaba puesto como Director. Que en el caso éste, es mi padre” y que “en el año 98, éramos un tanto más jóvenes todos, y que dejó de operar en 2008 porque no hizo la inversión”.

Lo que sí fue magia, es que el actual Presidente duplicó su riqueza en sólo un año. Ahora veremos como explicará la idas y vueltas, los dichos y las mentiras que indudablemente han perjudicado la imagen de la investidura presidencial.

LatePaternal