El país
El hombre estaba allí desde temprano, parado en un costado de la Plaza con su cartelito y la foto. Será la marcha del 24 número quichicientas a la que asiste. Ya es grande. Pelo ralo y canoso, con barba incipiente que se afeita día por medio como buen jubilado. No canta las consignas, se mantiene callado y firme con su cartelito con la foto de un matrimonio…

Fuente Página 12