El beso "histórico de Cirilo y Francisco

Cirilo y Francisco se besan

Por Rubén Ramos. Encuentro Papa y Patriarca Kirill. ¿Dónde está lo “histórico”? Se ha hecho usual que cada vez que el Papa jesuita sale del Vaticano la prensa decadente y falaz y, también, la que se precia de progresista o de izquierda, califique sus “visitas” de “históricas”. Su último recuento de daños en México no escapa a esa constante. No cabe duda que a la derecha, cavernaria o moderna, como a la izquierda que hoy tiene más de neoliberal que de anti, los identifica el rescoldo de la cruz masacrando indios y saqueando riquezas.

El Patriarca Cirilo o el Patriarca Kirill es, en realidad Vladímir Mijáilovich Gundiáyev. Nació en Leningrado, Unión Soviética, el 20 de noviembre de 1946. Es el décimo sexto Patriarca de Moscú y de Rusia, cabeza de la Iglesia ortodoxa rusa.

En cuanto al “encuentro” entre los dos jerarcas de la manipulación moral me permito compartir algunas preguntas relacionadas con las afirmaciones hechas por los burócratas de una y otra secta católica, por la prensa oscurantista y por esos “sesudos analistas” que no entienden nada más allá de sus pies.

Todos han coincidido en decir:

1. Que el encuentro entre Papa y Patriarca es “un evento de escala mundial”. ¿Será por el pretendido “ecumenismo” que los jesuitas vienen persiguiendo desde que el soldado templario Ignacio de Loyola fundó la “Compañía” para hacer del mundo una sola economía, una sola religión, un solo imperio cumpliendo el encargo que se atribuyen los judeo-cristianos sionistas? No olvidemos que el Papado se ha impuesto como objetivo prioritario someter a cuanta iglesia, secta, gobierno o pueblo a la obediencia al Papa. Esto, en cumplimiento del cuarto juramento o voto jesuita que desde su fundación para enfrentar a la Reforma y al poder de los Reyes hacen los jesuitas. Hoy, como ayer, el cuarto voto es el primero y principal por encima de los de castidad, obediencia y pobreza evangélica. La llegada del jesuita Bergoglio al papado ha convertido el cuarto voto en prioritario. No sé cuán enterados de esto estén los mercaderes del engaño, pero aquí reside lo “histórico” de los viajecitos papales.

Cristianos en el mundo
2.184.060.000

  • 1.094.610.000 católicos
  • 260.380.000 ortodoxos

También se ha dicho:

2. Que el encuentro se realiza en Cuba porque esta es una “región neutral que se está desarrollando de forma dinámica”. ¿Tendrá esto que ver con la reciente conversión de la Isla libertaria al neoliberalismo, gracias a los Gorvachov cubanos y a la intermediación del Papa argentino? No cabe duda. Por algo la prensa gusana ha celebrado el rebautizo de Cuba como “capital de la unidad”. De la unidad obediente al Papa. Al poder jesuítico-masón y sionista que representa. Lo cual para la prensa decadente como para un cristiano uruguayo que trabaja en la prensa venezolana equivale al entierro del materialismo histórico.

Se ha dicho igual:

3. Que la Santa Sede y el Patriarcado esperan que “el encuentro sea un símbolo de esperanza para las personas de buena voluntad”. ¿Significará que los del Islam y los que tenemos los pies y la fe en la tierra tenemos mala voluntad y somos los desesperanzados? Si así fuera, Papa y Patriarca, estarían más cerca de Bush y de su secta satánica que de la esperanza y la buena voluntad.

4. Que “a la Iglesia ortodoxa rusa le resulta cercana la aspiración del Papa de acercar la Iglesia a los pobres”. ¿Será que el Patriarca no sabe que lo que acercó y acerca a la Iglesia Católica y a sus órdenes a los pobres son los genocidios, el abuso, el hambre, la explotación, la usurpación de territorios, la tortura, la ignorancia, para incrementar su ingente riqueza mal habida?

5. Que a la Iglesia católica le preocupa la protección de los cristianos perseguidos en Oriente Próximo y África del Norte. ¿Será que el Papa jesuita ha olvidado su masonería y su identificación y respaldo a los judíos sionistas de Israel contra el pueblo palestino y los árabes en general?

6. Que “el avance en la solución de los problemas internacionales dependerá en gran medida de la interacción entre las dos Iglesias”. ¿Será que el Papa, como gran pontífice de la masonería mundial que maneja el capital especulativo y financiarizador, le habrá pedido al Patriarca que se sume a la acción manipuladora de la crisis financiera internacional y a la guerra sucia contra las economías emergentes?

Fuente: Rebelión

Fuente ContraInfo