En el entorno del presidente Mauricio Macri,  sólo esperan que la fuga de Víctor Schillaci y los hermanos Cristian y Martín Lanatta se resuelva antes de su regreso.

El séquito presidencial se encuentra realmente preocupado y la única estrategia asumida por el mismo hasta ahora es “blindarlo”.

Hay que proteger al rey”,  y aislarlo de los problemas, fue lo propuesto por el consultor Santiago Nieto, socio de Jaime Durán Barba afirmando la teoría de que  “los ministros son fusibles”,

LatePaternal