El ministro de Justicia anunció el envío de tres proyectos de ley que intentarán “agilizar” los procesos judiciales a partir de un “abordaje integral” de la criminalidad organizada y delitos comunes. El primero unifica el fuero de instrucción correccional, el segundo apunta a “juicios unipersonales” y el tercero recorta poderes al Ministerio Público Fiscal.

La primera iniciativa "unifica el fuero de instrucción y correccional" que apunta a "romper (con) la dinámica de la puerta giratoria” para “utilizar de mejor manera los recursos que hoy tiene la Justicia nacional”.

El segundo proyecto, explicó, tiene que ver con transformar los tribunales orales criminales en federales, lo que permitiría "avanzar con juicios unipersonales". "Hoy tres jueces se ocupan de firmar juicios abreviados o probations, y esto permitiría que en delitos de penas de hasta seis años, se puedan abordar indivudualmente, lo que multiplica por tres los recursos", dijo, y recordó que ese sistema se utiliza en provincias como Entre Ríos, Córdoba y Buenos Aires.

El tercer proyecto fue calificado por el funcionario como “clave” y estipula el “traspaso de algunas competencias y tribunales a la Ciudad de Buenos Aires", y la "implementación del Código Procesal Penal”, a partir de la modificación de la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal.

Según explicó el ministro, "por tendencia del gobierno anterior, el Ministerio Público Fiscal acumulaba poder", algo que "no es compatible con el sistema acusatorio, que trata de dividir poder y roles entre los diferentes actores, es decir los fiscales y los jueces, los fiscales investigando, y los jueces como garantía".

Por eso, agregó, "se sumará la figura de subprocuradores (proyecto de Juan Manuel Urtubey y Miguel Angel Pichetto), para concentrar los esfuerzos de fiscales en materia de combate de narcotráfico", y "se le dará un rol central al Consejo de Fiscales, un organismo democrático que había quedado como figura decorativa”.

Fuente Página 12 Últimas Noticias