En el día de ayer, un occiso de sexo masculino apareció semidesnudo dentro de una bolsa de boxeo en el interior del baúl de un Peugeot 208 que estaba depositado en el playón de la Comisaría 41, ubicado en en Av. San Martín al 3900. Según informó la policía, el cuerpo ya fue trasladado a la morgue.

El vehículo había sido robado a mano armada por cuatro delincuentes en la madrugada del sábado 27 de mayo en la localidad bonaerense de Ramos Mejía y tenía pedido de secuestro desde el lunes 29. El 7 de junio un efectivo policial lo encontró abandonado en la calle Avalos al 200, en el sector del barrio conocido como “La Isla”.

El macabro hallazgo se produjo cuando el propietario del automóvil fue a retirarlo al depósito judicial lindero al paredón del puente Julio Cortázar. En los últimos meses se había generado un profundo malestar entre los vecinos, debido a que la policía mantuvo durante varios meses una gran cantidad de vehículos abandonados en el lugar, volviéndolo mucho más sucio e inseguro.