El cuerpo de Manuel Storani, el hijo de 14 años del dirigente radical Federico Storani, fue hallado anoche en el río Luján, a la altura del partido bonaerense de San Isidro, en el norte del conurbano. Según la primera autopsia, el joven sufrió politraumatismos al ser impactado por una lancha, cuando viajaba junto a su madre, Ángeles Bruzzone, en otra embarcación el jueves pasado a la noche.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que de acuerdo al primer informe que en forma oral los forenses le transmitieron al nuevo fiscal de la causa, Mariano Magaz, el chico presentaba "traumatismo de cráneo, tenía el cuello roto y sufrió múltiples fracturas".

"Murió por el golpe, no ahogado. Igual que su madre. Ya lo presuponíamos porque de acuerdo a lo que reconstruimos con los testimonios, el chico iba ubicado en la línea del impacto", dijo a Télam el vocero judicial consultado.

El jefe de la delegación San Isidro de la Prefectura Naval, Aníbal Moya, precisó que el hallazgo del cadáver del adolescente, quien era intensamente buscado luego del siniestro que además provocó la muerte de su madre, se produjo “cerca de las 22.30 en aguas del canal Vinculación en su intersección con el río Luján”, a unos 400 metros del lugar del accidente.

Por su parte, el dirigente radical Federico Storani afirmó que el choque en el que murieron su hijo y su expareja “no fue un hecho fortuito ni una cuestión casual” y consideró que “hay situaciones que tienen que cesar en Argentina”, ya que “es el segundo país con accidentes mortales y en la mayoría de las veces se debe a conductas negligentes”.

El timonel de la Shark II, Pablo Torres Lacal, fue imputado por “homicidio culposo agravado” por el fiscal de San Fernando Facundo Osores Soler, quien estuvo a cargo de la causa en los primeros días, y dispuso una consigna policial en el Hospital Italiano, donde el hombre sigue internado en grave estado.

El choque entre las dos lanchas -ambas deportivas y de porte mediano, de entre cinco y seis metros de longitud y con motor fuera de borda- se produjo alrededor de las 23 del jueves pasado.

Producto del fuerte impacto, una de las dos embarcaciones -la que transportaba a Manuel y a su madre, entre otras personas- fue hallada en el agua “completamente destrozada” y la otra en tierra, a unos 50 metros del lugar del choque, en las cercanías del Club Náutico San Fernando.

Fuente Página 12 Últimas Noticias