Luego de que la gestión de Mauricio Macri le pidiera la renuncia como presidente y CEO de YPF, Miguel Galuccio confirmó que seguirá en esas funciones "hasta la próxima asamblea ordinaria de accionistas, a convocarse próximamente". Garantizó su “apoyo para asegurar una transición ordenada” y consideró que durante su gestión asumida hace cuatro años, tras la nacionalización de la empresa impulsada por el gobierno de Cristina Kirchner, la petrolera se convirtió “en el motor del desarrollo energético del país”.

Galuccio aseguró seguirá al frente de la gestión de la compañía petrolera nacionalizada en 2012 para colaborar, también, en la “búsqueda de su reemplazo", según se informó a través de un comunicado.

"Han sido cuatro años de muchísima intensidad en que cambiamos el rumbo de YPF para volver a convertirla en el motor del desarrollo energético del país, creando valor para los accionistas", resaltó el todavía CEO de YPF y agregó: "Me siento orgulloso de lo que logramos junto a todos los ypefianos, pero es momento de permitir que otros continúen el camino que la empresa está recorriendo. YPF es la mejor compañía del país y estoy convencido de que lo seguirá siendo".

Ayer se dio a conocer que el gobierno nacional le pidió la renuncia a Galuccio por “cambios en la estructura” de la empresa, pero no se refirió a las críticas que el secretario de Energía, Juan José Aranguren, hizo sobre la situación de la petrolera nacional.

Galuccio fue nombrado al frente de YPF en 2012 por la expresidenta Cristina Kirchner, tras la expropiaciòn del 51 por de las acciones que tenía en su poder la española Repsol.

Fuente Página 12 Últimas Noticias