La secretaria gremial de Suteba, María Laura Torre, reiteró el rechazo a la oferta salarial del gobierno de María Eugenia Vidal de “un 23,6 por ciento recién en el mes de agosto para cobrarlo en septiembre”, advirtió que
“ningún docente de la provincia de Buenos Aires tiene que estar cobrando menos de 10 mil pesos” y subrayó “los impactos de precios en la canasta alimentaria”, tras la devaluación.

“Nos hicieron una propuesta en tres tramos, enero, marzo y agosto. A partir de enero 234 pesos al sueldo básico, a partir de marzo 200 y partir de agosto 300, más una serie de plus en bonificaciones”, precisó Torre respecto de la respuesta rechazada por unanimidad por el frente gremial docente.

La secretaria general de Suteba, en declaraciones a Radio Nacional, indicó que un maestro de grado que recién comienza cobra 7.280 pesos, cuando Suteba plantea que “ningún docente de la provincia de Buenos Aires tiene que estar cobrando menos de 10 mil”.

En esa ecuación, Torre sumó “los impactos de precios que sufrimos en la canasta alimentaria, la devaluación, sumados a los últimos anuncios de aumentos de la luz, el gas y el transporte, con lo que ayer nos plantearon íbamos a pérdida".

A pesar del mal arranque de las negociaciones, la sindicalista sostuvo que “se puede llegar a una solución” y advirtió: “Mas de 360 mil docentes y 45 mil alumnos están esperando una respuesta”.

Los representantes de los gremios docentes y las autoridades bonaerenses volverán a reunirse el 12 de febrero próximo, mientras que el inicio del ciclo lectivo 2016 está pautado para el 29 de febrero.

Fuente Página 12 Últimas Noticias