Pablo Biró, titular de APLA, pasó por los micrófonos de Radio del Plata y embistió contra la política de Cambiemos en materia aeronáutica, y aseguró que subyace una intención de acabar con la compañía aérea de bandera nacional.

“Hay un plan orquestado para destruir a Aerolíneas Argentinas”, enfatizó el referente de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas y agregó que “al principio esto era más violento ahora está más tapado por los costos políticos que puede traer”.

El referente gremial se quejó por los problemas organizacionales que se dan en la línea estatal desde la llegada de Cambiemos al poder. “Resulta que la gerencia comercial de Aerolíneas ya vendió pasajes y para junio y julio estará un nuevo avión, y los pilotos todavía no empezaron los cursos, que demoran 3 o 4 meses”, ejemplificó.

“Esto es de manual; ponen un gerente a abaratar costos, dice que hace falta 1,2 pilotos por avión, no podes dividir un piloto en 0,2, entonces se vuela con 1 piloto solo, y hace que no se cumplan con descansos, normativas y convenios internacionales. Y viene la falsa disyuntiva, si no colaboran la compañía no va a crecer y si no vuelan los aviones, los aviones nuevos no vienen”, subrayó Biró.

La caída de Sol, y la apertura del mercado

En diálogo con Gustavo Sylvestre, Biró cargó contra las políticas macristas en el sector por la apertura del mercado aéreo a empresas trasnacionales.

Biró cuestionó la rescisión del contrato de Sol con Aerolíneas, que precipitó la caída de dicha compañía privada nacional. Aseguró que la quiebra de Sol no es casual, y lo relacionó con la posible llegada de la multinacional Avianca al mercado argentino.

Cuando empiezan a haber oferentes interesados en comprar la empresa Sol, aparece el Gobierno con el anuncio que viene nada más y nada menos que Avianca, que es una depredadora del mercado, a la que le venden McAir, que no es otra cosa que Macri Air, y todos los interesados interesados en Sol salieron corriendo porque encima viene de la mano del presidente de la nación”, sentenció.

“Cada vez que intervino el Estado fue para destruir a Sol. En Rosario le abren las puertas a la transnacional Copa, autorizan vuelos a Panamá, y habrá muchos pasajes con destino a Nueva York y a Miami que son rutas principales de Aerolíneas”, indicó Biró.

Por último, refirió: “Como si fuera a Lan Perú -de donde proviene Gustavo Lopetegui, quien está dirigiendo realmente la política aerocomercial-, le autorizan rutas de Rosario, Salta y Mendoza a Lima, que es modo distribución también a Nueva York y Miami”.

Para el líder del gremio de pilotos todas estas medidas no son otra cosa que maniobras que buscan debilitar el alcance de Aerolíneas Argentinas, limitar su capacidad operativa y su desarrollo organizacional.

Audio de la entrevista

Viernes 1° de abril de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre