Bajo la consigna “Un pueblo con memoria es democracia para siempre”, este viernes se llevó a cabo un homenaje a las Madres de Plaza de Mayo en la Plaza Malvinas del Barrio de La Boca, al conmemorarse el 40° aniversario de su primera ronda alrededor de la pirámide.

Allí estuvieron presentes Delia Givanola, integrante de la Asociación Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y Carlos Pisoni, referente de HIJOS Capital y ex subsecretario de Derechos Humanos de la Nación.

Giovanola afirmó que “después de 41 años de búsqueda todavía nos sentimos atacadas” y manifestó su preocupación por la intención del Gobierno de Mauricio Macri de “sacar el Banco Nacional de Datos Genéticos, que es lo único que nos asegura que los nietos son aquellos que buscamos”.

Por su parte, Pisoni sostuvo que éste fue un “homenaje a la lucha, a la resistencia y a la dignidad de estas mujeres hermosas que son argentinas y que con la frase ‘La única lucha que se pierde es la que se abandona’ nos demostraron que se pueden obtener victorias”. Asimismo, el dirigente de Derechos Humanos aseguró que “si ellas no hubieran estado organizadas, difícilmente hubiese habido juicio y castigo para los genocidas”.