Este sábado se colocó una baldosa recordatoria en Av. San Martín 2610, lugar donde vivió y fue secuestrado por el terrorismo de Estado el médico uruguayo Manuel Liberoff. La actividad fue organizada por Barrios por Memoria y Justicia y por la Comisión por la Memoria y la Justicia de La Paternal y Villa Mitre. Estuvieron presentes el Héctor Lescano, embajador de la República Oriental del Uruguay, la cónsul Lilian Alfaro y Juan Lescano, senador nacional del Frente Amplio por Montevideo y secretario general del Partido Comunista del Uruguay.

Manuel Liberoff Peisajovich nació en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, el 31 de marzo de 1922. Era hijo de un inmigrante ruso y de una ciudadana argentina. Cursó la escuela secundaria en el Colegio Justo José de Urquiza al que ingresó en 1939 y en 1944 se radicó en Uruguay. Trabajó en el Frigorífico Anglo en Fray Bentos y fue obrero en Paysandú, antes de iniciar sus estudios universitarios e incorporarse a la Asociación de Estudiantes de Medicina, en donde formó parte de la comisión directiva. Se graduó como médico en 1949.

En Argentina, revalidó su título de médico en la Universidad de Buenos Aires. Poco después, pudo reunir a su familia en el departamento de la Av. San Martín y Seguí, donde instaló su consultorio y donde fue secuestrado y desaparecido en la madrugada del 20 de mayo de 1976 por el Grupo Operativo OT 18 (Operaciones Tácticas) del que también participaban efectivos del Servicio de Inteligencia de Defensa (SID) de Uruguay. Lo encapucharon con un viejo pocho de vicuña que le había regalado su abuelo Santiago y, luego de robar todo lo que pudieron, se lo llevaron al Centro Clandestino de Detención Automotores Orletti. Al momento de su desaparición, se encontraba convaleciente de una operación de cáncer realizada unos meses antes.