Las llamas se originaron cerca de las 17, cuando un hombre junto a su hijo se encontraban tirando cañitas voladoras en los festejos previos a la Navidad. Una de ellas encendió el césped y el viento hizo que el fuego se propague. Los vecinos dieron aviso a los bomberos que, luego de media hora, se hicieron presentes en Zabala entre Chorroarín y Constituyentes. No se registraron heridos.