Las estimaciones privadas aseguran que la inflación de enero será de aproximadamente 3,5% y calculan que será difícil que se cumpla la meta inflacionaria que trazó el Gobierno nacional para este año. 

Entre 26% y hasta 38% es la proyección de aumento de precios que hacen consultoras argentinas y bancos internacionales para todo 2016, mientras que el objetivo del Palacio de Hacienda en que se ubique entre 20 y 25 por ciento.
El primer impacto que tuvo el índice de precios fue en diciembre con la liberación de las restricciones cambiarias y la devaluación del peso de casi el 40%, lo que tuvo su impacto en precios, según reflejaron las consultoras. Ese traslado a precios se desaceleró en la estimación inflacionaria de enero. 
En el caso más optimista, Elypsis publicó que los precios en enero subieron un 2,5%; mientras que otras consultoras como Ecolatina, Orlando Ferreres y C&T Asesores calcularon un 3,5% que podría alcanzar hasta un 4 por ciento
El Indec ya había hecho público el incremento del IPC de enero, para lo que tomó como referencia los estudios de Ciudad de Buenos Aires (3,5%) y San Luis (6,5%), hasta tanto vuelva a publicar su propio índice nacional.

Fuente José Rubén Sentis