El país
Como ya había hecho en otras dependencias, el Gobierno avanzó con el cierre de las áreas de derechos humanos que funcionaban en el Banco Central y en el Ministerio de Seguridad. La decisión incluyó despidos de trabajadores y la destrucción de documentos.

Fuente Página 12