El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación decidió intervenir el Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo (IUNMa), un proyecto educativo popular que ya lleva 17 años de existencia y que desde 2014 funciona bajo la órbita de esta cartera ministerial. La medida se hizo efectiva a partir del día de ayer, cuando entró en funciones Javier Bujan, quien fue designado como rector organizador en lugar de Germán Ibañez.

Durante las últimas semanas, desde el Centro de Estudiantes del Instituto vienen denunciando esta situación como un “atropello y ataque a las Madres”. El lunes 5 de junio se movilizaron al Ministerio, sin obtener respuesta alguna por parte de sus funcionarios. Dos días más tarde, realizaron una clase pública frente a la secretaría de la institución para visibilizar el conflicto. Desde la mañana de ayer, los alumnos permanecen en forma pacífica en la puerta y en el 5to. piso de la sede de 25 de mayo 544 para expresar su rechazo frente a la resolución adoptada por el ministro Germán Garavano.

En diálogo con Late Paternal, Mara Alvarez, secretaria del Centro de Estudiantes, manifestó que no reconocen a Buján como rector, por tratarse de “un personaje nefasto que negó la cifra de 30.000 compañeros desaparecidos, que tuvo denuncias por maltrato laboral, acoso y malversación de fondos en el INADI y que representa la antítesis de lo que simbolizan las Madres.” Asimismo, afirmó que esperan que sea “la comunidad académica la que decida la elección de las nuevas autoridades, tal como indica el principio de autonomía universitaria, sin descartar la posibilidad de que Germán Ibañez sea restituido en su cargo de rector”.