Comunicado de Prensa
La Asociación Civil Liliana Corti-Chacho Pietragalla ha sido víctima de un hecho más de intolerancia en el marco de una serie de ataques a unidades básicas que se vienen sucediendo desde principio de año.

Durante la madrugada del lunes 7 de noviembre un grupo de personas sin identificación entró por la fuerza en una de la sede de la Asociación Civil Liliana Corti-Chacho Pietragalla, ubicada en la calle Montiel del barrio de Villa Riachuelo de la Ciudad de Buenos Aires.

Dicha acción tuvo como objeto la destrucción de diversos elementos de militancia, entre ellos sillas, sobrillas, mesas, gazebos, etc., y el robo de notebooks, impresora, ventiladores, equipos de sonido que se utilizaban para la realización de diversos talleres y charlas en el barrio.

La Asociación Civil Liliana Corti-Chacho Pietragalla es un espacio abierto a la comunidad y a las distintas organizaciones que promueven iniciativas o actividades políticas, sociales y culturales. Entre dichas iniciativas podemos mencionar la Consejería sobre salud sexual y reproductiva “Hilda Torres”, Juegoteca, espacio de educación popular para niños y niñas, y reuniones de emprendedores y feriantes de la economía popular, entre otras.

Quiénes conformamos esta Asociación repudiamos este lamentable hecho y solicitamos la inmediata investigación y esclarecimiento del hecho por parte de la justicia para determinar quiénes fueron los responsables de dichos actos de vandalismo y destrucción, así como también manifestamos nuestro firme compromiso de seguir construyendo desde la militancia y el amor una sociedad donde el respeto a los Derechos Humanos y la igualdad sean la regla y no la excepción.