Con un 876 sincronizado en los medios hegemónicos, estructura de redes sociales desde el call center de La Rosada, ahí viene cómodo.
Hoy pudimos observar el turno de 6 periodistas de Clarín publicado hoy. Centros precisos a la cabeza pidiendo sólo opiniones. No repreguntan, no aportan datos, ni refutan lo refutable, ni nada que signifique otra mirada del relato oficial.

La protección mediática a full. El único problemita que tiene es el malhumor creciente de los argentinos hacia la gestión de Cambiemos que va ganando la base social. 

Fuente: José Ruben Sentis