Primero fue el removido ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido, quien sostuvo en una conferencia que “en la Argentina no hubo 30 mil desaparecidos”. Luego lo siguió el propio presidente Mauricio Macri, al hablar de “guerra sucia” en un reportaje y expresar: “No tengo idea si son 9 mil o 30 mil los desaparecidos”. Ahora se sumó la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que afirmó que el número de víctimas de la dictadura cívico-militar es de 8571. La cifra es incluso inferior a la de 8961 desaparecidos publicada por la Conadep en el Nunca Más de 1984

La cartera conducida por Claudio Avruj divulgó la información a través de un comunicado y como respuesta a un pedido realizado el pasado 16 de agosto por la Asociación Civil Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional.

La ONG se presenta como defensora “de las instituciones republicanas y democráticas” y tiene como antecedentes haber intentado impedir judicialmente la realización del Censo Nacional de 2010 y haber denunciado a la expresidenta Cristina Kirchner por el uso de la cadena nacional. En su blog, la Asociación expresa querer conocer el número de “desaparecidos del peronismo y del Proceso”.

A pesar de una aclaración de que la cifra es “parcial y provisoria” y de que “se siguen recibiendo nuevas denuncias y declaraciones testimoniales”, la comunicación oficial de la Secretaría de DDHH afirma que en el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado figuran 8571 personas detenidas y desaparecidas entre 1973 y 1983.


Fuente: Página 12