El gobierno de Mauricio Macri despidió 140 trabajadores de Fabricaciones Militares. Con una clara decisión de vaciar el organismo descentralizado del Ministerio de Defensa quien en los últimos años se dedicó a la producción de vagones y de radares para proteger las fronteras.
En la lista de despedidos se incluye ingenieros mecánicos, químicos e industriales, contadores, economistas y otros profesionales que coordinaban los proyectos.
Los despidos incluyen el apoyo de una clara y organizada operación de prensa desde diarios oficialistas como La Nación o Infobae. Desde estos periódicos largaron la versión de que “Había más o menos 50 tuiteros kirchneristas que operaban desde computadoras y cobraban un sueldo por ello, aunque figuraban como parte de otras áreas. Era algo sabido entre los empleados”. Sorprendentemente el origen de esta versión es “una fuente extraoficial”.
Se debe aclarar que esta campaña de desprestigio está direccionado hacia un equipo de seis ingenieros y técnicos mecánicos dedicados al desarrollo de la industria ferroviaria nacional y a la defensa nacional.

LatePaternal

image