Mientras el INDEC tiene suspendidas las cifras oficiales de inflación, pobreza y canastas básicas argumentando la “destrucción” instituto de estadísticas, trabajadores del organismo nucleados en ATE mantienen la presentación de su informe sobre una canasta de ingresos mínimos que busca representar lo que debería ganar un trabajador y buscan que ese dato sea utilizado en las discusiones paritarias.
Explicaron los gremialistas que los alcances de la presentación que se realizará formalmente este viernes no es un índice sino un informe en base a los datos de inflación de San Luis, Ciudad de Buenos Aires y Neuquén. Adelantaron que esa canasta rondará en torno a los $ 15.600.

Así arranca el año.

Fuente José Rubén Sentis