El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, sostuvo que “es imprevisible lo que va a pasar en marzo” con los precios en ese sector, aunque admitió que los incrementos en la luz y la nafta, además de las paritarias, incidirán en los valores del mostrador.

En diálogo con Radio 10, Williams fue consultado sobre los conceptos del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien ayer había afirmado que el kilo de asado debería comercializarse cerca de los 90 pesos el kilo. Para el empresario, en cambio, el asado se ofrece entre 100 y 115 pesos y su valor no va a descender "porque el mercado no lo permite".

"Dicen que las plantas frigoríficas venden el asado a 65 pesos el kilo. ¿Pero dónde? ¿En la planta o en la carnicería? Ya lo hicieron los exportadores y había que ir a buscar la carne a los frigoríficos a 30, 40 kilómetros. A ver cuáles son los frigoríficos que ofrecen ese asado", desafió.

Se le recordó que en diciembre último, por cuestiones especulativas, la carne subió 50 por ciento, por lo que se le preguntó cuál debería ser el precio de equilibrio actual, a lo que Williams respondió: "La carne tiene distintas categorías y clasificaciones. Está la vaca, el novillo pesado, el bueno y el regular. El novillo pesado, gordo, más engrasado, bajó de precio. Es el que habla el ministro Buryaile".

Fuente Página 12 Últimas Noticias