El descubrimiento contra el cáncer que los laboratorios medicinales siempre ocultaron.

Otto Warburg.

En 1931 Otto Warburg recibió el Premio Nobel por descubrir La Causa Primaria del Cáncer y de todas las enfermedades? ¿Porqué no se hizo público este conocimiento?

La causa primaria del cáncer, la acidez orgánica

La causa primaria del cáncer fue descubierto oficialmente hace varias décadas, precisamente en 1923 por el científico alemán Otto Heinrich Warburg, entonces el Premio Nobel de Medicina en 1931.

Desde entonces nada se ha hecho, si no seguir recopilando dinero en el mundo para la investigación, cuando la causa principal del cáncer es (y era) señalada sustancialmente. Pocas personas en el mundo son conscientes de ellos, debido a que estos hechos se mantienen convenientemente ocultos por las industrias farmacéutica y alimentaria.

Otto Heinrich Warburg descubrió que el cáncer es el resultado de una alimentación anti-fisiológica y un estilo de vida anti-fisiológica o basado en una dieta acidificante y inactividad física, (que se traduce en una pobre oxigenación de las células). En consecuencia, en el cuerpo crea un ambiente ácido.

Él dijo: “La falta de oxígeno y la acidez son dos caras de la misma moneda: si una persona tiene uno, también tiene el otro. Si una persona tiene exceso de acidez, automáticamente tendrá una falta de oxígeno en su sistema. Las sustancias ácidas rechazan el oxígeno, a diferencia del alcalina que la atraen. Un ambiente ácido es un entorno sin oxígeno”.

También dijo: “Al privar a una célula del 35% de su oxígeno durante 48 horas, se puede convertir en un cáncer. Todas las células normales tienen una necesidad absoluta de oxígeno, mientras que las células cancerosas pueden vivir sin él (una regla sin excepciones).. Los tejidos tumorales son ácidas, mientras que los tejidos sanos son alcalinos.” En su obra ‘El metabolismo de los tumores’, Otto mostró que todas las formas de cáncer se caracterizan por dos condiciones básicas: la acidosis de la sangre y la hipoxia (falta de oxígeno).

Se descubrió que las células cancerosas son anaeróbicas (no respiran oxígeno) y no pueden sobrevivir en presencia de altos niveles de oxígeno. Las células cancerosas pueden sobrevivir sólo con glucosa y un ambiente libre de oxígeno. Por lo tanto, el cáncer no es más que un mecanismo de defensa que implementan ciertas células del organismo para sobrevivir en un ambiente ácido y libre de oxígeno.

Resumiendo

El pH ácido-alcalino de las células sanas inducibles viven en un ambiente oxigenado y alcalino que permiten el funcionamiento normal. Las células tumorales viven en un ambiente ácido y deficiente en oxígeno. Es importante saber que una vez que el proceso digestivo, la comida, dependiendo de la calidad de las proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales que ha entrado, proporcionan y crean una condición de acidez o alcalinidad en el cuerpo. En otras palabras, mucho depende de lo que se come. El resultado acidificante o alcalinizante se mide con una escala llamada pH, que puede variar de 0 a 14: el valor 7 corresponde a un pH neutro. Es importante saber cómo los alimentos ácidos y alcalinos afectan a la salud, porque para que las células funcionen adecuadamente, deben estar a un pH ligeramente alcalino (ligeramente por encima de 7). En una persona sana, el pH de la sangre es de entre 7,4 y 7,45. Si el pH es inferior a 7, la persona entra en un coma.

Fuente: Periodismo Alternativo

Mensaje de Cointrainfo:
La información seleccionada en esta página es a título meramente informativo. Antes de cualquier cambio de hábito o costumbre vinculada con la salud, debe consultarse siempre, antes, al médico.

Fuente ContraInfo