“A todo el mundo le gusta la libertad, nadie quiere ser esclavo sin embargo la historia de la humanidad, en los últimos 20 siglos ha sido de lucha por la libertad donde hay permanentemente retrocesos, o sea que la lucha no acaba nunca. Hasta la Revolución Francesa la posibilidad de los ciudadanos de ser libres del Estado era mínima, y solamente podían gozar de ella los soberanos, nobles o personas más ricas de una sociedad.O sea el 0,01% era libre y el resto vivía entre la esclavitud y la servidumbre”, remarcó Molina.

“Desde la instauración de la democracia el Estado permitió ciertas libertades pero permanentemente nos las va quitando y logra que nosotros mismos demos consensos para ello. Un ejemplo es lo que está pasando en Francia o lo que ha pasado en EEUU después del ataque a las Torres Gemelas”, explicó.

Para Molina, “el terror produce pocas muertes, aún las 3.000 ocurridas en el atentado contra las Torres Gemelas o estas últimas 15 muertes por los ataques terroristas en París, en comparación con lo pasa con los accidentes de autos y los asesinatos habituales no políticos, son una insignificancia, pero tiene un efecto político muy poderoso que es generar miedo en la sociedad, por eso se le habla de terrorismo”.

“Para combatir el terror el Estado le pide a los ciudadanos que sean menos libres, y los ciudadanos en su mayoría lo aceptan”, dijo y agregó que desde los Estados se pide más poder a cambio de la esperada protección.

Por último, el periodista habló de la prohibición del alcohol generada en Estados Unidos, con la llamada Ley Seca entre 1920 y 1933, que generó el impulso de mafias y corrupción, incluso enquistadas a nivel estatal, y cómo hoy se reproduce una situación similar con el negocio que significa el auge del narcotráfico.

Jueves 11 de febrero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre