La construcción sufre la peor caída en los últimos 14 años

Espacio de publicidad

El Grupo Construya aseguró que la venta de insumos en ese rubro ya superó una baja del 20% en noviembre último, con respecto al mismo mes del año pasado, y que en 11 meses llega a 15,4 por ciento. Las obras públicas como viviendas sociales siguen sin reactivarse y en infraestructura vial fueron las únicas que se incrementaron en los últimos meses.

La venta de insumos para la construcción cayó 20,2 por ciento en noviembre respecto del mismo mes del año pasado y retrocedió 4,0 por ciento en relación con octubre despejados factores estacionales. En los primeros 11 meses, se acumuló una contracción del 15,4 por ciento.

Los datos fueron emitidos por el Grupo Construya, entidad que reúne a los principales fabricantes de insumos del sector. La edificación de viviendas y otras obras de infraestructura tuvieron un fuerte freno este año, impactando en los despachos de insumos para el mercado interno.

Uno de los pocos materiales que subió en ventas en noviembre fue el asfalto, aunque no ingresa entre productos contemplados en el indicador del Grupo Construya. La expansión se debe a un aumento en las obras de repavimentación y de ampliación de rutas. La actividad termina 2016 con el peor desempeño desde el estallido de la crisis de 2002.

Las caídas computadas por el Grupo Construya en el segundo semestre fueron del 23,9 por ciento en julio, del 13,6 en agosto, del 17,9 en septiembre, del 19,8 en octubre y del 20,2 en noviembre, retrocesos mucho mayores a los registrados en la primera mitad del año. En enero había crecido 3,2, luego en febrero bajó 4,0; en marzo, 9,6; en abril, 22,3; en mayo, 12,5, y en junio, 21,3. En 2015, el sector había acumulado un crecimiento del 8,1 por ciento, con meses en que la expansión ascendió al 20,4 por ciento.

La comercialización de insumos para la construcción es un índice clave para adelantar la performance de todo el sector de la edificación. Las ventas de ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeables, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua volvieron a tener una fuerte reducción en noviembre y los “brotes verdes” anunciados en agosto siguen sin aparecer.

En la Cámara de la Construcción (CAC) explicaron al diario Página/12 que varias obras públicas como viviendas sociales siguen sin reactivarse, aunque sí hubo un repunte en infraestructura vial. Esto se debe, según la entidad, a que el sector público canceló deudas con las constructoras y se pusieron nuevamente en marcha las ejecuciones de los proyectos. Esto explicó por qué los despachos de asfalto tuvieron su mejor mes en 5 años y el segundo más importante de los últimos 10. El consumo de asfalto sumó 49.000 toneladas el mes pasado, cuando había sido de 31.220 toneladas en noviembre de 2015, con un incremento del 60 por ciento.

El aumento de las obras viales, no obstante, no alcanza para compensar la fuerte caída en el resto de los bloques que componen la rama de la construcción. Uno de los más afectados fue vivienda tanto privada como social. La desarticulación de programas de estímulo para acceder a la vivienda propia como Procrear fue unos de los factores principales para explicar las caídas en este segmento de la edificación.
Fuente: Primereando

Espacio de publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*