El Gobierno de Mauricio Macri continúa en el camino de los aumentos tarifarios, ahora es el turno de la factura del agua. Otra vez el golpe es directamente al sector popular de la sociedad, que recibirá aumentos que promedian el 400%, especialmente los residentes en Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

Los vecinos que en este momento pagan facturas por el servicio de agua de unos $20, podrían recibir aumentos de unos 800%, según la misma propuesta presentada por la empresa AySA al Ente Regulador de Aguas y Saneamiento, (ERAS).

Estas subas, junto con las del gas, la electricidad y el transporte, derivan de la eliminación de subsidios definida por el Gobierno como propuesta de achicar la intervención Estatal.

LatePaternal