Los abogados de los Lanatta, Roberto Cazorla Yalet y Daniel Mazzucchini, contaron que los condenados estaban muy escasos de recursos,  al punto que nunca le pagaron los honorarios.
Después de la nota realizada por Jorge Lanata, el trio tuvo fondos y contrató un nuevos estudio de abogados, liderado por el ex juez Yrimia al que le pagaron en este caso, por adelantado.
Por otro lado la Renault Kangoo, cero kilómetro, de la ex suegra fue comprada por los condenados. Esta compra junto al pago del estudio jurídico se realizó en el mes de diciembre.
Las evidencias indican que los “prófugos” hasta la entrevista realizada por Canal 13, del grupo Clarín, no contaban con ningún tipo de recurso. Después de la misma el dinero de la nota de “Periodismo Para Todos” explicaría la fuga y lo sucedido después.

LatePaternal

image