El equipo de trabajo en adicciones de la Pastoral Social, encabezado por el padre "Pepe Di Paola", mantuvo un encuentro del que participaron delegados de todas las diócesis del país y que concluyó este mediodía con una conferencia de prensa en la que leyeron el documento conjunto que reclama la emergencia nacional en adicciones.

El texto, advierte: "Debemos sincerarnos y también discutir nuevos métodos para incluir y brindarle oportunidades genuinas a un millón de pibes que ni estudian ni trabajan". Los delegados subrayaron que "la respuesta que se sigue dando es con un fuerte enfoque en la represión a los sectores más vulnerables, basta con comparar el presupuesto del ministerio de Seguridad con el de la Sedronar; si no ofrecemos oportunidades no alcanza con perseguir al narcotráfico, sobre todo hay que cuidar a los pibes".

"No queremos la droga en nuestros lugares y apoyamos todos los esfuerzos para erradicar el narcotráfico, pero sería bueno poner el foco en los circuitos financieros, porque el narcotráfico también tiene CEOs que saben tanto de drogas como de comunicación y lobby", agregaron.

El documento también puntualiza que "en este contexto es impostergable escuchar la voz de pibes con epilepsia refractaria que en el aceite de cannabis encuentran medicina y que le corresponde al estado proveerla gratuitamente".

Sin embargo, el documento aclara su rechazo a "las políticas liberales que reclaman el derecho de cultivar, tener o consumir drogas" porque "no todas las personas están en la misma situación". "Vemos que a los pibes que no tienen o tienen pocas oportunidades en la vida, estas acciones les pueden costar carísimas", agrega el texto.

"Por todas las muertes y tragedias familiares a lo largo de todo el país, por el padre Juan Viroche y todos los que dan la vida en esta lucha es que este equipo pide la sanción de la emergencia nacional en adicciones y reclama a todos los niveles del estado, medios y religiones se comprometan en este reclamo que no puede esperar. Ni un pibe menos en Argentina por causa de la droga", finaliza.

Fuente: Página 12