Sin ninguna alusión a la devaluación del 40 por ciento dispuesta por su propio gobierno ni al aumento del 600 por ciento de las tarifas de la luz anunciado hace 15 días, el jefe de Estado, Mauricio Macri, afirmó que hay “preocupación” por el incremento de los precios y reconoció que “el daño ya es mucho”. Tras reunirse con el titular de la ANSeS, Emilio Basavilbaso, el mandatario dijo que “nos estamos ocupando de las cuestiones de fondo (…) para revertir una Argentina que sufre el flagelo de la inflación desde hace 7 u 8 años”.

Macri reiteró la necesidad de que haya un Estado que “sepa administrar sus recursos (…) sin gastar más” que lo recaudado, y subrayó que su objetivo es que la “inflación baje poco a poco en los próximos años, tratando de llegar a un dígito lo antes posible”, aunque no anunció ninguna política concreta al respecto.

Fuente Página 12 Últimas Noticias