“Debe ser hincha de River, no sé”, argumentó el presidente de Boca y dirigente del PRO Daniel Angelici al ser consultado sobre las denuncias en su contra lanzadas por la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió, aliada del Gobierno de Mauricio Macri.

En una entrevista en Canal 26, Angelici recordó que tanto él como Carrió compartieron militancia en la Unión Cívica Radical y dijo que Lilita es “una gran dirigente, un gran cuadro político”. Sin embargo, sostuvo que lo “terminó aburriendo”. “Me terminó aburriendo porque vos hacés 200 denuncias, 300 denuncias, y cada tanto pegás una, pero mientras tanto la estructura judicial tienen que trabajar, no entiendo la política haciendo denuncias”, amplió.

La relación entre Carrió y Angelici suma enfrentamientos desde el inicio del gobierno de Cambiemos, luego de que la diputada lo señalara como un “operador judicial” de Macri. La diputada denunció a Angelici ante el juez federal Sebastián Casanello y lo acusó de haber hablado con el magistrado Norberto Oyarbide para que se jubilara.

Además, Lilita denunció que el desplazamiento del titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, fue provocado por una “operación de inteligencia” orquestada por sectores de la ex SIDE que responden a Jaime Stiuso y “negociados” del mundo del futbol vinculados al presidente de Boca y amigo íntimo del presidente Macri.

“¿Qué es ser operador en la justicia?”, preguntó Angelici en la entrevista y dijo que “el Gobierno tendrá su gente”. “Pero no creo eso de que el Gobierno va, le dice al juez lo que necesita y el juez lo hace”, completó y justificó: “Soy una persona que hace 32 años milito en la política, fui a la universidad y me recibí de abogado, milité siempre en la facultad y ahora en el Colegio Público de Abogados, qué raro que pueda sentarme a hablar con jueces y fiscales”.

También rechazó que se lo califique como “el gran zar del juego” y explicó que tiene “acciones de varios negocios” tras “30 años dedicado a la misma actividad”. “Siempre me gustó la política, me dedico al juego, no me da vergüenza”, completó.

Fuente: Página 12