Si bien las offshore son ilegales desde 2005, el tema volvió a surgir gracias a la situación del presidente, quien se encuentra procesado por tener empresas no declaradas en Panamá. Ahora, un fallo judicial ratifica que el único objetivo para tener una offshore es para eludir la ley.

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial acaba de ratificar el fallo de una fiscal, que sentencia por qué en Argentina las offshore fueron declaradas como ilegales, cuando Ricardo Nissen encabezó la Inspección General de Justicia.

La funcionaria, expresó que estas sociedades “constituyen verdaderas herramientas para el ilícito, para cuya conformación sus motivaciones conllevan casi siempre algún grado de ilicitud”, con relación al caso de la quiebra de una empresa uruguaya, Petroex Uruguay SA.

Para la Justicia, “su sentido no es otro que eludir responsabilidades legalmente exigibles”, y de esta manera “se defrauda a la sociedad toda tributariamente y a terceros acreedores”.

El fallo también expresa que las firmas no declaradas “se utilizan para blanquear dinero cuyo origen es desconocido o imposible de declarar por su ilegalidad, ya sea porque no fue denunciado fiscalmente o por provenir de la corrupción, del narcotráfico del tráfico de armas o del terrorismo”.

En el caso de la uruguaya Petroex, registró operaciones en la Argentina, a diferencia de Fleg Trading, quien no figura en las bases de datos oficiales pero sí sus dólares.

Recordemos que Macri se encuentra imputado por no declarar Fleg Trading y Kagemusha ante el fisco, y está siendo investigado por lavado de dinero. Ambas empresas en la que se encuentra implicado el presidente de forma directa, fueron creadas en paraísos fiscales.

Fuente: Diario Registrado