Más de mil vecinos y vecinas se dieron cita el sábado por la noche en las inmediaciones de la Plazoleta Raymundo Gleyzer para celebrar juntos el carnaval, en lo que significó el regreso del corso oficial de la Ciudad de Buenos a nuestro querido barrio después de varios años de ausencia.

Por el escenario montado en la esquina donde convergen Donato Alvarez, Cucha Cucha, Espinosa y Juan Agustín García pasaron los músicos y cantantes de distintas murgas como Los Quitapenas, Atacados por la Santa Risa, Los Angeles del Valle, La Milonga de Parque Chacabuco y Los Monarcas de la Fiaca, mientras sus bailarines y percusionistas desfilaban por las calles al ritmo de bombos y platillos y regalando todo el brillo y el color de sus trajes, sombreros y estandartes.

El gran cierre estuvo a cargo de la murga local Los Dioses de La Paternal, quienes le pusieron el broche de oro a una verdadera fiesta popular pensada para toda la familia, pero de la que disfrutaron sobre todo los más chicos, quienes se divirtieron a lo grande con la ya tradicional guerra de espuma.

Esta fue la primera jornada de la edición 2018 del Corso de La Paternal. El cronograma de festejos continuará todos los sábados y el último domingo (3, 10, 17, 24 y 25) de febrero a partir de las 19 (hasta las 2 am los sábados y hasta la 1 am el domingo 25).