La escuela pública está en el centro de las declaraciones de buena voluntad de todos los gobiernos. La Ciudad de Buenos Aires no es la excepción. Pero en este distrito el contraste con la realidad es cotidiano. Aquí, dónde la continuidad del gobierno se mantiene desde hace diez años, ocurren cosas como las que suceden en la Escuela N° 20 D.E. 2 “Rosario Vera Peñaloza” -ubicada en Pringles 1165- donde hace quince días no cuentan con personal auxiliar de limpieza.

En esa escuela funcionan dos turnos de jardín y primaria y por la noche talleres de educación no formal. En total pasan por el establecimiento más de mil personas por día. Desde el comienzo, la Dirección y la Supervisión vienen solicitando a la Dirección de Mantenimiento el envío de personal para cubrir las bajas por enfermedad; pero como el sistema de auxiliares no tiene suplencias, a los reemplazos hay que contratarlos con empresas de limpieza o tercerizados.

La respuesta recurrente de la Dirección de Mantenimiento es que Hacienda no les gira los fondos para realizar esas contrataciones. En consecuencia, esta semana tampoco contarán con el personal necesario y la escuela, a pesar del esfuerzo de los alumnos y docentes, estará cada día en peores condiciones.