El magnate Paul Singer aportó millones de dólares a la campaña de Macri porque quería un presidente títere que le escriba un cheque que le de ganancias de un 10.000%, según Greg Palast, periodista de New York Times, BBC y The Guardian.
Fuente Resistiendo con Info