El presidente de la Cámara de Diputados, el macrista Emilio Monzó, señaló que una de las prioridades del oficialismo tras la apertura del año legislativo será “el debate sobre la derogación de las leyes” que le permitirían al Gobierno completar el acuerdo con los fondos buitre que no entraron en los canjes de 2005 y 2010.

“Confiamos, también, en el bloque de Darío Giustozzi (Juntos por Argentina) porque observo en ellos responsabilidad por el futuro del país y la gobernabilidad”, dijo Monzó en una entrevista publicada en un matutino porteño. En tanto, “en otras leyes habrá un ejercicio permanente de buscar el quórum y los votos, pero en el caso de los holdouts no va a haber problemas”, estimó.

Consultado por el rol del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, en la construcción de estos acuerdos parlamentarios, Monzó calificó al tigrense como “el dirigente más importante fuera del Gobierno”, con “vocación por ser presidente en el futuro”, pero con “sentido de la responsabilidad”.

Respecto de las objeciones del Frente para la Victoria a la oferta del Gobierno para acordar con los fondos buitres, planteó: “Patria es cerrar esta etapa de una vez por todas. Es pensar en los recursos que pueden venir, en la creación de trabajo genuino, en impulsar una infraestructura vial que facilite las exportaciones”.

Fuente Página 12 Últimas Noticias