Luego de esa limpieza de su despacho, Mauricio Macri dispuso que el ENRE aplique un “ajuste del valor agregado en los cuadros tarifarios de las distribuidoras Edenor y Edesur, en un nuevo paso hacia el aumento de la electricidad que regirá desde febrero que se calcula en incrementos que triplican el valor actual. Mañana se darán a conocer las nuevas tarifas y la resolución aclara que es “a cuenta de la Revisión Tarifaria Integral (RTI)”, lo que adelanta que habrá más subas.
Eso sí, con un despacho presidencial limpio de malas ondas. 


Fuente José Rubén Sentis