Los policías federales Luis Miño y Armando Niz se presentaron ante la jueza Fabiana Palmaghini por estar acusados de “incumplimiento de los deberes de funcionario público” y “posible abandono de persona” debido a que la magistrada considera que ambos debieron tirar abajo la puerta del baño donde el exfiscal de la UFI-AMIA fue hallado muerto.

Los dos custodios que acompañaban a Alberto Nisman el día de su muerte en la torre Le Park se negaron a declarar ante la jueza, quien, por otra parte, rechazó un planteo de “incompetencia” formulado por las querellas para que la investigación pasara al fuero federal.

Fuente Página 12 Últimas Noticias