María Verónica Devia, videpresidenta comunal de Cayastá, la localidad santafesina donde fueron recapturados los tres prófugos del triple crimen de General Rodríguez, reveló que fue un lugareño quien reconoció y denunció ante la Policía provincial a los delincuentes que “estaban lastimados, mordidos por perros y no graves pero sí desaliñados”. “Eso le llamó la atención para atar cabos”, añadió.
“A la madrugada fue el accidente en lo que es Campo del Medio”, dijo Devia en declaraciones a la prensa, en referencia al vuelco que los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci sufrieron en las inmediaciones de Cayastá, luego de lo cual continuaron el escape a pie.

Según relató la funcionaria, la zona está afectada por el desborde de varios cursos de agua, por lo que los prófugos debieron recorrer “varios kilómetros” con dificultades por “bañados y campos inundados”, hasta que llegaron a una propiedad en una paraje conocido como “Vuelta del Dorado”.

“A la mañana llegan a un campo que pertenece acá a la localidad de Cayastá, lo que es la Vuelta del Dorado al fondo, y piden agua”, dijo Devia, y agregó que el hombre que los recibió “se da cuenta quiénes son, no dice nada, los ayuda y cuando salen llama a la Policía inmediatamente”.
Fuente: Pagina 12 – Últimas Noticias