En el día de ayer, en un operativo conjunto entre la nueva Policía de la Ciudad, la Policía Federal y la Dirección General de Ordenamiento del Espacio Público que incluyó amenazas y golpes, se secuestró la mercadería de decenas de manteros del barrio de Constitución. Según informó la Agrupación Sindical Vendedores Libres, en las próximas horas se realizará una asamblea de trabajadores para consensuar las acciones de protesta y luego se informará el lugar, el día y el horario en que se llevarán a cabo.

Por su parte, todos los puesteros -ex manteros del barrio de Once- del predio de Calle la Rioja perdieron absolutamente toda su mercadería, debido a que durante el fin semana explotaron los caños pluviales y la lluvia de aguas servidas ingresó por los agujeros de los techos. Cabe destacar que el predio fue puesto en funcionamiento por el Gobierno de la Ciudad, a pesar de que aún no se encuentra habilitado. Hasta el momento ningún funcionario se hizo presente en el lugar para interiorizarse sobre la situación y tomar cartas en el asunto.