“Medimos el último cuatrimestre desde noviembre a marzo y notamos un 39% de aumentos en los medicamentos de venta bajo receta. Hay algunos casos particulares que superan el 100% y eso repercute negativamente en la gente. Muchos consultan y ante el precio se van y no vuelven”, expresó Marcelo Peretta, titular del gremio de Farmacéuticos, sobre la escalada de precios de productos recetados.

El que fija el precio del medicamento es el mismo laboratorio que lo produce, no la farmacia. Tenemos un desarrollo importante, hay 300 compañías farmacéuticas muy desarrolladas no es necesario los márgenes de utilidad que tienen, salvo cuando el medicamento está bajo patente. Es importante que el Estado se involucre en el precio de los medicamentos, porque al ser un bien esencial no puede estar sujeto a las reglas de mercado”, refirió.

Por otra parte, recordó que sigue vigente la Ley 25.640 de prescripción de medicamentos por nombre genérico, y reclamó al Estado nacional la necesidad de promocionar la medida, “insistiendo en que el médico no puede poner la marca del medicamento en la receta y si solamente el principio activo”.

“Es el paciente junto al farmacéutico quien define la marca determinada según el precio que puede pagar el paciente”, expresó y puso como ejemplo un antibiótico que con una marca reconocida cuesta $101, mientras que el genérico con la misma cantidad de unidades y la misma concentración sale solo $32.

Hay un negocio espurio porque los laboratorios ofrecen sobresueldos o un porcentual sobre la cantidad de recetas que preescriben los médicos”, denunció Peretta.

“El medicamento es un bien esencial. Las consecuencias de no usarlos los pagamos como sociedad”, finalizó.

Audio de la entrevista

Jueves 17 de marzo de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre