Los empleados de la empresa JOCRI S.A. están luchando para mantener su fuente de trabajo. La empresa, especializada en trabajos de talabartería, le comunicó a su personal el 1° de mayo pasado que cerraría sus puertas y mudaría su producción a Paraguay.

Los empleados denuncian que hubo un proceso de vaciamiento previo a la mudanza de la fábrica y no están dispuestos a abandonar sus puestos de trabajo. Legisladores del Frente para la Victoria y la juntista comunal de la Comuna 15, Camila Rodríguez, se acercaron al lugar para ponerse a disposición y visibilizar el conflicto. Los vecinos también estuvieron acompañando y colaborando con los trabajadores, que están juntando fondos mediante la venta de un bono solidario de huelga —a un valor de $100— para poder afrontar su situación.