La reunión se realizó tras las críticas de la diputada de la Coalición Cívica a Angelici y al Gobierno. Participó la primera dama, Juliana Awada.

Elisa Carrió cenó en la Quinta de Olivos junto a Mauricio Macri, reunión organizada con la intención de evitar la grieta interna en la Alianza Cambiemos. Desde el gobierno nacional se hizo público la molestia de Mauricio Macri por los fuertes cuestionamientos de Carrió sobre Daniel Angelici y a Ricardo Lorenzetti.

“Entre sus puntos de preocupación, la relación del poder político y la Justicia es central. Y va más allá de Angelici, él es uno de los operadores que expresa una forma de relación absolutamente inconveniente entre la política partidaria y el Poder Judicial”, dijo un dirigente de confianza de Carrió.

También agregó que “hay que ayudar a reorganizar el Poder Judicial sin meterse. Algunos quieren desplazar a Justicia Legítima para poner lo propio, y lo que hay que hacer es poner lo que no es de nadie”.

“Una vez más Mauricio la escuchó. Es preferible discutir adentro que afuera, aunque es impredecible”, contó un funcionario con despacho en la Casa Rosada, con cierta resignación de que la dirigente seguirá siendo valiosa aunque inmanejable para el macrismo.
Fuente: Clarín Política