La decisión fue tomada por la Asociación Bancaria en medio de la negociación paritaria para reclamar mejoras salariale y el fin del “ajuste y los despidos” tanto en la banca pública como privada.

Además, la medida de fuerza se extenderá hasta el viernes en las sedes del Banco Provincia para denunciar el "proyecto de cierre de 42 sucursales" y "el intento de tercerización del gerenciamiento".

El secretario general del gremio, Sergio Palazzo, indicó que "nada cambió" y que el sector patronal no accedió a los reclamos de los trabajadores. "Por un lado los bancos privados nucleados en ADEBA, ABA y ABE, insistieron en una propuesta insuficiente que no tiene en cuenta la devaluación y el alza brutal de precios que se desató".

Palazzo agregó que la propuesta privada tampoco se considera "ni el tarifazo ni el incumplimiento del compromiso electoral de derogar el impuesto al salario, ni las estimaciones sobre inflación realizada por las propias entidades".

Por otra parte, el titular de la Bancaria resaltó que tanto ABAPPRA (asociaciones de bancos Públicos y Privados de la República Argentina) como el Banco Central "no presentaron propuesta alguna" y que "tampoco hubo definición positiva en relación con las reincorporaciones reclamadas en los Bancos Central y Provincia, ante despidos por evidente revanchismo, que no corresponden tanto porque violan la Constitución Nacional y leyes vigentes, como por la tarea efectivamente desempeñada por estos 56 trabajadores" cesanteados.

El texto puntualiza que "la Asociación Bancaria no abre ni abrirá las puertas a la arbitrariedad de los despidos `porque sí´, tolerando esta situación en esta actividad beneficiada por rentas extraordinarias".

Fuente Página 12 Últimas Noticias