Sebastián “Tata” Martino, actual campeón de la Federación Argentina de Kickboxing en la categoría medio mediano (hasta 71,8 kg), afrontará mañana por la noche una nueva defensa de su cinturón. En esta oportunidad, será frente a Daniel Araneda de Santa Cruz, en un combate pactado a cinco asaltos que garantiza súper acción sobre el cuadrilátero montado en el Club Ideal de Lugano. Late lo visitó en el último entrenamiento en el gimnasio del Club La Paternal para charlar mano a mano con él en la previa.

 

– ¿Cómo te preparás para esta pelea tan importante?

– Entrenando muy fuerte, como de costumbre. Pero esta vez, al ser una defensa de título, la pelea es a cinco rounds, dos más que lo habitual. Por eso la preparación es más dura todavía. Más allá de eso, me siento muy bien. Trabajamos en la parte física con Marcelo Ledesma y en la parte técnica y táctica con el profesor Gastón García del equipo Don Team. Ya estoy eliminando líquidos para bajar los últimos kilos antes del pesaje y el domingo, como siempre, voy a estar dando todo arriba del ring para traer la victoria a casa.

 

– ¿Cómo se planifica la estrategia de cada pelea? ¿Se estudia mucho al rival?

– Yo me focalizo principalmente en mí. Es Gastón quien se ocupa de mirar los videos y de estudiar más detenidamente a cada rival. Luego trabajamos juntos los detalles que debemos preparar. Siempre hay una estrategia previa diagramada por el entrenador, que el peleador debe incorporar y plantear luego en la pelea. Ser profesional en la preparación te convierte en un peleador más completo, con más recursos para utilizar a la hora del combate.

 

– ¿Qué características tiene Araneda?

– Es un rival de mayor contextura física. Yo soy de los de menor peso dentro de los medio mediano. La mayoría de los rivales son más grandes que yo. En este caso, se trata de un contrincante que viene de un peso más arriba y que está bajando a mi categoría. Voy a tener que trabajar más que nada el ritmo y la velocidad porque se trata de un peleador más pesado. Eso no quiere decir que tenga mayor pegada, pero el peso se hace sentir de todos modos y necesito tener mayor movilidad.

 

– En los últimos años se dio un crecimiento de las artes marciales en nuestro país. ¿Cómo ves hoy el kickboxing?

– Es una disciplina profesional, pero hay distintas federaciones y todavía existe un poco de desorganización. Las peleas son pagas, pero en Argentina aún es muy difícil vivir exclusivamente de las bolsas. Es necesario complementarlas con otros ingresos como el apoyo de los sponsors y el dictado de clases. En otros lugares como en Europa, por ejemplo, hace mucho tiempo que es profesional y cuenta con una gran difusión. Pero es verdad que en nuestro país ha crecido muchísimo en los últimos años. Yo estoy convencido de que no se trata de una moda. Se han sentado bases sólidas para una mayor proyección a futuro. Hoy en día hay muchos eventos de Kickboxing, K1, Muay Thai y MMA. Ayuda mucho también la difusión que le están dando a estas disciplinas algunas cadenas televisivas de deportes, como es el caso de Fox.

 

– ¿Hay cada vez más jóvenes que practican deportes de contacto?

– Sí, claramente. Son deportes que están creciendo a gran escala. Hay escuelas por todos lados y hay muchísimos pibes que están entrenando desde chicos. Ya no se trata de algo exclusivo para gente grande. El kickboxing es apto para todo público y es un muy lindo deporte. Yo lo recomiendo mucho. Sirve también para aflojar tensiones y relajarse. Pero no se trata de aprender a pelear para agarrarse a trompadas en la calle. Es una disciplina muy completa, tiene mucho de aprendizaje y de sabiduría para tener seguridad en uno mismo.

 

– ¿Cómo se trabaja acá en el equipo Don Team?

– Somos un verdadero equipo. La semana pasada pelearon Israel “El Guardaespaldas” Roldán y Alejandro “El Heavy” Amicucci en Córdoba. Se ganaron ambas peleas y a mí me puso muy contento por ellos, así como ellos me siguen a mí y se ponen felices cuando gano. Lo mismo con cada compañero al que le toca pelear. Por más que arriba del ring estemos solos, sabemos que abajo hay personas que nos contienen y que nos motivan para seguir adelante en busca de nuestros sueños.